Parque Nacional Rapa Nui 

Isla de Pascua 

explore copia 2.PNG

“Un remoto paraíso digno de ver al menos una vez en la vida”

Pensar en Isla de Pascua es sinónimo de emoción, misterio, intriga ... Llegar allí tras varias horas de avión desde Santiago es un sueño hecho realidad. 

 

Una remota isla situada en la Polinesia, en el continente de Oceanía pero perteneciente a Chile, y que alberga uno de los tesoros arqueológicos más impresionantes de mundo, los moais. Visitar el Parque Nacional Rapa Nui en Isla de Pascua es algo totalmente imprescindible y casi obligatorio, pues prácticamente toda la isla pertenece al Parque. 

Rapa Nui es de origen volcánico y constituye la cima de una cadena volcánica submarina, que se levanta a unos 3.000 metros sobre el fondo. 

Se estima que fue hace 3 millones de años cuando emergió desde el fondo del lecho oceánico el primer volcán que empezó a dar forma a Rapa Nui, el Poike o Pua Katiki. Durante un extenso periodo se fue formando la isla, hasta que posteriormente, cientos de miles de años después emergió el volcán Ranu Kau y Maunga Terevaka, los cuales, con sus erupciones dieron lugar a la isla que se conoce actualmente. 

 

Estos tres volcanes dieron lugar a decenas de conos volcánicos, que son los que dan a Rapa Nui su relieve característico, salpicado de cráteres, lomas y campos de lava. Como se puede comprobar a través de las distancias de sus tres lados, 16, 17 y 24 km, se trata de una isla pequeña.

ENTRADA

 

El precio de la entrada es de 54.000 pesos por persona u 80$, válido para 10 días consecutivos. Se puede comprar en el aeropuerto o en el pueblo, tan solo hay un establecimiento donde se puede adquirir, en la calle principal de Hanga Roa.

 

Es necesario siempre llevar la entrada, la cual se va sellando según se accede a los diferentes puntos, y la pueden pedir en cualquier momento para comprobar que se tenga. 

 

Con la entrada es posible entrar todas las veces que se quiera en los diferentes recintos, excepto en Orongo y Rano Raraku, en donde solo se puede acceder una sola vez

LOS MOAIS

Tras los moais hay muchas teorías y misterios aún sin resolver.  Estar a su lado es algo único, mágico … Los moais no dejan indiferente a nadie, son esculturas ancestrales que evocan misterio, preguntas y una admiración total hacia ellos. Pese a faltar mucha información sobre ellos, también existen diversos estudios que han despejado muchas cuestiones.

Los moais son gigantescas estatuas de piedra construidos por los nativos de la Isla de Pascua. Si se recurre al idioma nativo y su nombre original, Moai Aringa Ora, se puede entender qué es lo que representan. Según esto, la traducción exacta es “el rostro vivo de nuestros ancestros”, y fueron construidos con el fin de recordar y preservar la energía de los nativos que habían muerto. 

 

Según cuenta la historia, los “no vivos” poseían una energía llamada “mana” con la cual controlaban y protegían la tribu, la cosechas, los cultivos y los animales. Los moais canalizaban esta energía y lo atraían a la tierra. 

 

Isla de Pascua era una isla deshabitada, pero los nativos de otras islas polinesas la encontraron y colonizaron. Por ello, se cree según diversos estudios que el arte de esculpir rocas viene de los primeros pobladores polinesios. Existe un texto tallado en una roca que habla de la primera expedición hacia la isla y que confirma esta teoría. 

 

Los moais están construidos con dos tipos de materiales. En una primera etapa se construyeron con escoria roja, basalto y traquita, todas ellas piedras volcánicas, abundantes en la isla y fáciles de encontrar. Pero con el tiempo se descubrió el Volcán Rano Raraku, y con ello la piedra Toba Lapilli, con una composición material mucho más dócil y blanda, y que dio lugar a la construcción de todos los moais que hoy día pueden observarse. El aspecto negativo de esta piedra era el difícil acceso en el volcán y los inmensos esfuerzos de los habitantes para mover luego las esculturas. 

 

Estos moais eran tallados directamente en la roca, comenzando en un primer momento por los lados, y poco a poco se iban moviendo hacia el frente donde se encuentra la gran cabeza. Una vez terminada la forma se comenzaba a trabajar en los detalles del rostro y finalmente la cuenca de los ojos. Tras todo este proceso, la parte más complicada, tallar la roca para desprender la estatua y luego moverla desde el volcán hasta el hoyo donde sería enterrada (se enterraba la mitad del cuerpo para que se mantuvieran de pie). 

Publicidad_Tienda_1.png

Otro dato curioso era que para elaborar estas imponentes figuras se utilizaban cinceles hechos de roca volcánica, de basalto u obsidiana. Se estima que la duración de todo este proceso, dependiendo del tamaño de los moais podía llegar hasta 2 años. 

 

Uno de los aspectos que no tienen explicación a día de hoy es el desplazamiento de los moais. Según algunas teorías, los moais eran amarrados con cuerdas desde la cabeza, y los grupos de nativos, a ambos lados y tirando de las cuerdas lograban mover distancias muy cortas estas esculturas. 

 

Otro de los grandes misterios es cómo lograron enterrarlos en los hoyos y que mantuvieran su posición. Hay pruebas que muestran que era posible acumular rocas debajo de los moais que formaban una rampa que les ayudaba a ir levantándolos poco a poco hasta la posición vertical. 

 

Actualmente existen más de 900 moais en toda la isla, estando el mayor número, más de 400 en la base del volcán Rano Raraku (del tal se obtenía la piedra para realizar estas esculturas). Otros 280 se encuentran en los Ahu, y el resto dispersos por la isla. 

los ahu

Los Ahu son plataformas ceremoniales donde se rendían los los cultos más importantes para los ancestros. En principio, estas bases de piedra canalizaban la energía de los ancestros que morían, y para recordarlos y obtener protección creaban estas plataformas donde se levantaban uno o varios moais. 

 

Estas plataformas están construidas con piedras, las cuales se iban encajando unas con otras hasta llegar a la forma rectangular deseada. Tras esto, se ponían el o los moais. 

 

Según diversos estudios, los nativos dieron cierta importancia a las estrellas y constelaciones. Esto se encuentra reflejado en que los Ahu más importantes están alineados con los puntos por donde sale el sol en otoño y primavera, permitiéndoles así saber los cambios de las estaciones, y mejorar sus cultivos. 

Imprescindibles del parque nacional de rapa nui

La mayor parte del territorio de la isla y todos sus yacimientos arqueológicos están protegidos dentro del Parque Nacional de Rapa Nui. Sin ninguna duda un lugar único en el mundo y con unos enclaves dignos de admirar. Destacamos algunos de los puntos clave que sí o si hay que visitar si se viaja hasta Isla de Pascua

*Imagen National Geographic

rano raraku

Sin ninguna duda este yacimiento arqueológico es una de las joyas de Isla de Pascua y el Parque Nacional de Rapa Nui. Se trata de un lugar impresionante que recoge la mayor concentración de moais de la isla puesto que fue este volcán de donde se obtuvo la piedra para construir los moais existentes. 

 

El Volcán Rano Raraku cuenta con una altura de 160 metros y un cráter de 700 metros de diámetro. En su interior se encuentra una laguna de agua dulce de 4 metros de profundidad y que se ha formado fruto de las lluvias en la isla. 

 

En la base del volcán se pueden observar decenas de moais, sin ninguna duda un lugar único y posiblemente de los más sorprendentes de la isla y del mundo. Recorrer el sendero mientras todas las cabezas de moais te observan es algo mágico, sorprendente … 

Moai Piro Piro es increíble, su “magia” atrapa al visitante durante tiempo, posiblemente porque sea uno de los primeros que se observan tras comenzar el recorrido y nos da la bienvenida, o simplemente porque es algo totalmente impresionante y único en el mundo. Un gigante de piedra con nariz puntiaguda y cuyo nombre significa “mal olor”. Solo su parte superior mide 4 metros, y su conjunto total casi 11 metros, lo que le convierten es el moai más grande de la isla (aunque al tener el cuerpo enterrado esto no se aprecia a simple vista). 

Moai Piro Piro en Rano Raraku, una de las joyas de Isla de Pascua

Moai Hinariru, o también conocido como el “moai de cuello torcido”, es la figura típica de Rapa Nui. Pertenece a las estatuas enterradas, pero a diferencia de las demás, tiene el cuello levemente torcido. Solo la cabeza (parte visible) alcanza los 4 metros de altura. 

Moai Tukuturi, el moai arrodillado. Se encuentra en uno de los extremos del volcán y es el moai mas extraño de toda la isla, y el único que se encuentra agachado. Aún no se sabe cuándo fue construido y el por qué de su forma, pero se cree que fue una de las primeras piezas talladas que sirvió de prototipo para el resto. Por otro lado, existe otra teoría que mantiene que los habitantes de Tahití trajeron esta estatua a la isla como signo de hermandad. 

Ahu Tongariki

Si tuviéramos que elegir un lugar del mundo para ver una amanecer sería aquí en Ahu Tongariki. Se trata de un lugar mágico, en donde los amaneceres se graban para siempre y son difíciles de olvidar. Sin ninguna duda, uno de los imprescindibles de la isla. 

Un altar de 100 metros de largo que alberga 15 imponente moais y que lo convierten la mayor construcción de toda la isla y el monumento más grande de toda la Polinesia. 

 

Estos 15 moais, que dan la espalda al mar, no son uniformes y se pueden observar diferentes formas y tamaños, midiendo el más pequeño 5,6 metros y 8,8 metros el más alto, y más pesado con 86 toneladas. 

Si se observa con detenimiento todos los moais, tan solo uno de ellos tiene un Pukao (gorro rojo). Aunque no hay nada cierto aún, se cree que en un principio todos llevaban uno, pero con el tiempo y los desastres naturales se han perdido. Los pukao se definen como un accesorio de los moais que se ubican en la parte superior, a modo de casco o gorro. Según diversas teorías, los Pukao suelen representar el peinado típico de los nativos, pelo largo y moño en la cabeza, o un tipo de sombrero ceremonial que se utilizaba en los rituales religiosos.

El Moai Viajero, un increíble moai que da la bienvenida a todos los visitantes. Tiene 4 metros de altura y 9 toneladas de peso, pero su orientación es hacia el lado contrario. El origen de su nombre se debe a que en 1982 fue sacado de la isla y viajó hasta Japón para una exposición sobre la cultura polinesa. 

anakena

Anakena, posiblemente una de las playas más especiales que existan en el mundo. Palmeras, arena en polvo, aguas cristalinas de color turquesa … y un Ahu con 7 imponentes moais … como hemos dicho, algo único en el mundo. 

 

A tan solo 150 metros de la playa de Anakena se encuentra Ahu Nau Nau, una plataforma ceremonial de 60 metros de largo y 12 de ancho con 7 gigantes de piedra. 4 de su moais son los mejores conservados de Rapa Nui, debido a que fueron enterrados en la arena de la playa durante la guerra. 

Practicar SUP en Anakena es increíble. Aqua Marina Global

Cerca de ésta, se encuentra Ahu Ature Huki, una plataforma ceremonial con tan solo un moai, pero que fue el primero que se volvió a levantar en tiempos modernos. 

Aku Akivi

Posiblemente una de las plataformas ceremoniales mas importantes de la isla. Su ubicación es única, ya que no se encuentran cerca de la costa; y su orientación conecta directamente con las estrellas, tratándose de un yacimiento con valor astronómico

 

Otra de las características que le diferencia de otros Ahu, es que todos los moais son similares entre sí, y no diferentes en forma y tamaño como ocurre en los demás casos. 

 

En cuanto a la orientación, los Ahu se construían dando la espalda al mar, ya que pensaban que si miraban a la isla, los moais protegían las aldeas y sus gentes. Ahu Akivi es la única plataforma que mira hacia el océano, y su motivo aún se desconoce. 

 

Esta construcción fue realizada siguiendo una orientación que le permite conectarse con las estrellas y obtener así datos sobre las diferentes épocas del año. Durante el equinoccio de primavera (21 de septiembre), el rostro de los moais apunta hacia el lugar por donde se esconde el sol, mientras que durante el equinoccio de otoño (21 de marzo), el sol se esconde justo por detrás de los moais, y así los nativos sabían que había un cambio de estación. 

Ana Te Pahu, Ana Kakenga y Ana Te Pora

Uno de los secretos mejor guardados de Isla de Pascua son su cuevas subterráneas, cargadas de historia de la cultura Rapa Nui y paisajes de ensueño. Posiblemente, uno de los mejores trekking que se puede realizar en la isla es para descubrir todas esas cuevas. 

 

Si se sumaran la longitud de todas las cuevas de la isla se podrían superar los 10 km, algo bastante increíble si pensamos que la isla tan solo tiene 165 km cuadrados. esos datos convierten a Isla de Pascua en uno de los lugares del mundo con mayor espacio subterráneo

 

Todas estas islas se formaron debido a las constantes erupciones volcánicas, la lava atravesó las rocas y formó estos tubos gigantes. 

Te recomendamos realizar el Trekking por las cuevas subterráneas

Tahai

Cerca de Hanga Roa, a tan solo 15 minutos desde el centro de la ciudad, se encuentra Tahai, un lugar protegido y lleno de elementos arqueológicos.

 

Ahu Tahai, la plataforma ceremonial más antigua de la isla, con un único moai de 4 metros de altura, una escultura llena de misterios y secretos. Junto a Ahu Tahai se encuentran Ahu Vai Uri, una plataforma con 5 moais, y el Ahu Ko Te Riku, un moai con todos los elementos originales, el Pukao y sus ojos. 

Ahu Vai Uri, los cinco moais que esconden el sol. Se trata de una plataforma ceremonial con 5 moais y que significa “agua oscura”, en relación a una antigua leyenda de la isla que creía que la única forma de combatir las criaturas malignas del océano era construyendo estas 5 esculturas de piedra, aunque originalmente eran 6 moais los que custodiaban esta zona. Sin ninguna duda un lugar único para ver la puesta de sol.

lc-banner-728x90.jpg

Ahu Ko Te Riku, el único moai con ojos de Rapa Nui. Con una altura de 5,1 metros de altura, este moai tiene sobre su cabeza un “gorro” rojo y dos ojos blancos, y fue restaurado en el siglo XX, conservando todos los elementos que tenían los antiguos moais. Según diversos estudios se les ponían ojos blancos (cronstruidos en coral blanco y la pupila de roca volcánica obsidiana) para que pudiera proyectar el mana, la energía de los ancestros muertos y así proteger a los isleños. 

Volcán Ranu Kau

Se trata del volcán más grande de la isla, y posiblemente ofrece una de las vistas más imponentes de rapa Nui. Un cráter gigante a 324 metros de altitud y que forma un círculo casi perfecto de más de un kilómetro de diámetro. 

 

El volcán Ranu Raku fue uno de los tres principales volcanes que formaron la isla y tuvo una importancia clave en el desarrollo de la cultura y la población. Este volcán fue el principal aporte de agua dulce para los habitantes, y los restos de obsidiana que quedaron en su base y cráter fueron utilizados para elaborar herramientas y diferentes elementos de caza. 

Su pared volcánica por el lado de la costa presenta un muro de 400 metros con apertura directa al mar, sin ninguna duda una maravilla de la naturaleza.

 

El Volcán Ranu Kau presenta una laguna en su interior, su nombre se debe a que en el idioma Rapa Nui, la palabra Rano se utiliza para aquellos volcanes que tienen agua en su interior, y la palabra Kau al exceso o abundancia de agua. 

 

Una vez cesó la actividad del volcán, el agua de las lluvias se comenzó a acumular dentro del cráter formándose esta increíble laguna. 

 

Existe un mirador con el mismo nombre del volcán, que es el mejor punto de observación del mismo. Si se bordea el cráter se puede ver la aldea ceremonial Orongo, el centro arqueológico más grande de Rapa Nui. 

orongo

Se trata del centro ceremonial más grande de Rapa Nui, ubicado en el volcán Ranu Kau. En él se pueden observar más de 50 casas, petroglifos y pinturas rupestres que representan al Hombre Pájaro, una entidad divina, la representación terrenal del Dios Make Make.

Durante mucho años, los nativos adoraban a sus antepasados construyendo enormes moais. Durante los siglos XVII y XVIII los habitantes de Rapa Nui comenzaron a luchar entre ellos, surgieron guerras internas y los sabios quedaron de lado. Con estas guerras aparecieron guerreros que querían obtener poder sobre los sacerdotes, nuevos ritos y cultos. Por ello, los moais pasaron a un segundo plano y fue el Hombre Pájaro quién debía ser adorado. 

quizás también te pueda interesar

PADDLE SUP

EN ISLA DE PASCUA

Practicar SUP en las aguas cristalinas de ANAKENA es algo realmente maravilloso.

TREKKING

EN ISLA DE PASCUA

Descubre uno de los secretos mejor guardados de Isla de Pascua, sus CUEVAS.

QUÉ SABER ANTES

DE IR A ISLA DE PASCUA

Todo lo que debes saber antes de ir a Isla de Pascua. Alojamientos, permisos ...

todo sobre nuestro viaje a 

chile

DSL 2021 simple.png
0
  Descubre Sin Limites ®  
  • Instagram
  • Facebook