Hay lugares que conquistan al viajero, y uno de ellos, sin ninguna duda es el Gran Cañón. La inmensidad de este lugar es realmente abrumadora. 

 

 

 

Son muchas las veces que habíamos soñado con este mítico lugar ... y por fín, estar en el borde y contemplar esa gran inmensidad creada por la naturaleza ... es algo indescriptible. Por mucho que intentemos explicar lo "grande" que es el Gran Cañón del Colorado, hay que verlo, la sensación que se siente no se puede describir con palabras. 

Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado, Arizona

¿Cómo llegar al Gran Cañón?

 

Primero hay que decir que existen dos bordes o riberas, el Borde Sur, el más visitado y en el que estuvimos nosotros; y el Borde Norte, más solitario pero realmente increible también. Distan entre ellos más de 320 km por carretera. 

 

Días anteriores, partimos de Los Ángeles, dirección Williams, por la Interestatal 40, y desde aquí hacia Grand Canyon Village por la 64. Antes de llegar a la entrada del parque atravesaremos Tusayan, lugar donde se encuentra el aeropuerto desde donde salen los vuelos en helicoptero que sobrevuelan el Gran Cañón. 

 

Grand Canyon National Park

 

La entrada al parque, vehículos/ciclistas y peatones 25/12 $, válida durante siete dias y se puede utilizar en ambos lados, o el bono anual de parques 80$ (válido para todos los parques nacionales).

 

La zona más urbanizada del parque es Grand Canyon Village, 9,5 km al norte de la entrada del Borde Sur. Aquí también se encuentra el Centro de Visitantes del Gran Cañón, muy cerca del Mather Point, y una "plazoleta" con una tienda de libros, restaurante y las paradas de autobuses desde donde salen las rutas gratuitas para conocer el parque. 

Existen tres lineas de autobuses gratuitas para recorrer el parque, con varias paradas a lo largo del recorrido en las cuales se puede bajar, hacer fotos y esperar un nuevo autobús para subir y seguir la ruta. Al entrar en el parque los ranger proporcionan un periódico con todo lo que hay que saber sobre el gran cañón, así como las rutas de los autobuses, los horarios, las localizaciones, rutas de senderismo, alojamientos ... 

Nuestro alojamiento

 

Dormimos durante dos noches dentro del Parque Nacional, nuestra opción fue la acampada en el Mather Campground. Situado en Grand Canyon Village, 18$ tienda, dos personas y coche, un sitio espectacular, rodeado de pinos piñoneros y enebros. Las parcelas son enormes, y todas disponen de una mesa con bancos y una barbacoa en el suelo para encender el fuego cuando cae la noche! Las duchas son de pago, 2$ por persona. 

 

Normalmente en los camping que hay dentro de los parques nacionales hay que hacer reserva para garantizar tu plaza. Dependiendo del camping el numero de plazas varía, un numero "x" de plazas se pueden reservar por internet y las restantes hasta completar el aforo se pueden reservar en taquilla, pero siempre por orden de llegada. Nosotros el primer día tuvimos suerte y pudimos acampar, al día siguiente volvimos a reservar pero nos tuvimos que cambiar de parcela! 

 

Hay que tener en cuenta que en estos lugares hay que respetar al máximo la naturaleza, hay normas muy extrictas sobre cómo comportarse con la fauna de la zona, está terminantemente prohibido dar de comer puesto que son animales salvajes y deben seguir siéndolo. Entre las tiendas pasean ciervos, conejos, ardillas y numerosas especies de aves, para los amantes de la naturaleza es un espectáculo!

 

Dormir bajo el manto estrellado del Gran Cañón del Colorado es una experiencia increible!!! Os presentamos nuestro hotel de mil estrellas!!!

La gran experiencia: Vuelo en Helicóptero sobre el Gran Cañón del Colorado

 

 

Siempre habiamos tenido claro que el día que fuéramos la Gran Cañón, habia que sobrevolarlo en helicóptero! El esfuerzo económico merece la pena y mucho, no dudeis ni un momento en incluirlo en vuestros planes. Después de mirar mucho decidimos hacerlo con la empresa Papillon Helicopters, suelen tener descuentos para sus vuelos. 189 $ por persona 25-30 minutos aproximadamente.

 

El aeropuerto se encuentra fuera del Parque, en Tusayan. Nosotros fuimos con reserva y hay que estar media hora antes del vuelo. Una vez allí, pasas a una habitación donde muestran un video explicativo sobre el vuelo y las normas de seguridad (no se puede meter en el helicoptero ni mochilas ni palos de selfie), que no se te olvide la cámara de fotos!!!. A continuación hay que pasar a la sala de espera con vistas a la pista de despegue. En poco tiempo te nombran, te asignan el asiento y comienza la aventura!!! 

todo sobre nuestro viaje a

Estados unidos

¿NECESITAS UN SEGURO

PARA TU PRÓXIMO VIAJE?

¡¡¡CONSIGUE UN 5% DE DESCUENTO!!!

Creado por Descubre Sin Limites 2015
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Instagram Icon